La belleza detrás de la pieza

El proceso de elaboración de Cristina Fernandez da pie a un universo donde los elementos del día a día y la experimentación con materiales convergen, dando como resultado joyería de autor que representa la belleza de un estado. 


La joyeria Cristina Fernandez nace de la inspiración de personas, de la mezcla de distintos materiales, pero sobre todo, de imaginar y deformar elementos palpables que luego se convierten en el diseño de la joyería. El proceso creativo de la marca inicia como un juego: una vez que la diseñadora cuenta con una variedad de elementos, empieza la experimentación con la finalidad de crear una pieza única, de carácter atemporal. Una prenda heredable que no responda a tendencias sino al estilo de una mujer elegante, dinámica y moderna. 

 

proceso_creativo


Los materiales utilizados para la elaboración de las piezas van desde plata 950 hasta el uso de piedras como perlas, onix, lapizlazuli, entre otras.  La obtención de dichos elementos varía dependiendo de la temporalidad y la demanda de estas. Por lo general, son piezas importadas que pasan por manos tabasqueñas, convirtiéndose en un producto orgullosamente mexicano. 

 

artesano

 

El proceso de fabricación es completamente interno. Se realiza en nuestro taller, ubicado en Villahermosa, Tabasco, espacio donde las piezas cobran vida. El desarrollo de estas pequeñas obras de arte empieza con una tecnología 3D para luego realizar la fabricación en metales a través de distintas técnicas. Una vez obtenida la pieza, se convierte en un lienzo en blanco donde los artesanos se hacen artistas y dan el acabado perfecto, transformando la materia prima en un objeto de deseo. 

 

proceso de elaboración

 

El lujo de las piezas creadas va más allá de los materiales utilizados y de los procesos empleados; Cristina Fernandez le rinde culto al talento local a través de piezas que no sólo son un accesorio más, sino la representación de opulencia y belleza. La experimentación es un proceso constante y uno de los principales incentivos de Cristina Fernandez como marca, como diseñadora y como persona. La belleza radica no solo en el producto terminado, sino en la historia detrás.