La belleza de las gemas

Las joyas siempre tendrán más de un significado, su verdadero lujo va más allá de su valor, de lo que representan y de la misteriosa capacidad hipnótica que ejercen. 

Gracias a su singularidad, las gemas son protagonistas en el relato que cuentan el orfebre y el dueño, permitiendo así obtener como resultado una pieza de joyería que transmite su belleza plena y su carácter exclusivo, íntimo y personal. 


A continuación te contamos algunos de los significados atribuidos a diferentes piedras preciosas: 

Lapislázuli

 

lapislazuli

 

En el Antiguo Egipto se utilizaba como amuleto de la suerte. Te ayuda a conectar mejor con tu entorno, tiene una gran capacidad para aportarnos serenidad y equilibrar nuestras emociones, espíritu y mente. Otra de las propiedades de esta piedra es que puede ayudarnos a entender mejor nuestros pensamientos y a esclarecer nuestros deseos.


Onix

 

anillo onix

 

Fue usado como talismán en la época del Imperio Romano. Esta piedra se vincula con propiedades para bloquear las energías negativas. Debido a su capacidad absorbente, el ónix también ha sido usado para limpiar el aura de las personas y conseguir, así, purificar el entorno. Además, nos ayuda a reducir nuestros propios sentimientos o pensamientos negativos.


Jade

 

aretes jade

 

Según los mayas, esta piedra está relacionada con la fertilidad y la abundancia. Unas de las características del jade verde son que calma el sistema nervioso y canaliza la pasión en sentidos constructivos. Puede usarse para armonizar las relaciones disfuncionales. Esta piedra elimina las malas energías y atrae la buena suerte. 


Ágata 

 

anillo agata

 

Los antiguos babilonios, griegos y romanos la valoraron por su poder espiritual. El ágata estabiliza el aura, eliminando y transformando las energías negativas. Ayudan a centrar y estabilizar la energía física. El ágata tiene el poder de armonizar el yin y el yang, las fuerzas positivas y negativas que mantienen al universo en su lugar.